La mayoría de las personas piensa que los higos secos, en la gastronomía, sólo se utiliza para la repostería. Cuando prepares esta deliciosa ensalada, comprobarás porqué es tan delicioso en todo tipo de recetas. Para hacer este fácil y nutritivo plato, necesitarás pocos ingredientes y poco tiempo de preparación. No te la pierdas porque está de vicio.  

Tan sólo necesitarás higos secos, jamón ibérico, maíz, variedades de lechuga, queso parmesano (u otro que sea de tu agrado). 

Ya puedes encontrar los higos secos El Pajarero en varios supermercados, aprovéchalos en esta deliciosa ensalada fresca combinándolos con productos de estación.  Los higos secos, por su dulzor, resultan perfectos para combinarlos con los demás ingredientes. El contraste resulta perfecto. Y la suma de ellos permite crear una delicada textura. A continuación te dejamos la receta. Toma nota, el resultado te encantará.

 

Ingredientes

15 higos secos El Pajarero

50 gr de queso parmesano  

Variedad de lechuga o canónigo

Maíz a gusto

Aceite de oliva a gusto

50 gr de jamón ibérico

Pimienta negra

Sal

 

Preparación

Quíntale los palitos a los higos secos y córtalos por la mitad. Resérvalos. Lava la lechuga (o canónigo), escúrrela bien y una vez seca, distribúyelas  en una fuente o plato grande. Será la base de la ensalada.

A continuación, corta el jamón ibérico en lonchas de un grosor medio y posteriormente lo troceas con un cuchillo o con los dedos. Recuerda que un jamón recién cortado siempre ganará en sabor a uno envasado. Ubícalo sobre la lechuga o canónigo. 

Continuamos con el resto de los ingredientes. Encima de la lechuga y el jamón, desparrama el maíz, la cantidad que prefieras. Posteriormente cortaremos el queso parmesano, en trozos finos y pequeños y lo ubicaremos encima de la lechuga, el jamón y el maíz, para que se fusione con el resto de los ingredientes. 

Finalmente, coronaremos la ensalada con los higos secos El Pajarero ya cortados en mitades. 

Alíñalo con sal, una pizca de pimienta negra y un chorrito de aceite de oliva. Esto va a gusto. Igualmente, nosotros te recomendamos que no lo condimentes tanto, porque todos los ingredientes, de por sí, tienen un intenso sabor.

 

En pocos minutos, tendrás lista para consumir, una ensalada de lujo en un abrir y cerrar de ojos, solo te faltará probarla. Date un pequeño capricho.

 

A todos nos encantan los nutritivos y suculentos higos, pero al ser una fruta tan estacional, frescos, no lo podemos consumir todo el año. Por suerte existen los higos secos que atesoran muchas propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Por ello es uno de los alimentos recomendados por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.) 

 

1) Los higos secos poseen una alta concentración de fibra y minerales como el calcio y el magnesio. 

 

2) Por su sabor dulce y suave cada vez es más utilizado en la gastronomía, tanto en platos dulces como salados.

 

3) Comer de dos a tres higos secos antes de la comida reduce el apetito, además, debido a los azúcares naturales que contiene, permite reemplazar los postres.

 

4) Si consumimos al día un puñadito de aproximadamente 30g, conseguiremos la ración diaria recomendada de fibra, calcio, potasio, magnesio y vitaminas B que le hace falta a nuestro organismo. 

 

5) Los higos secos contienen altos índices de fibra y su consumo ayuda a regular el peso corporal. 

 

6) Los deportistas han incorporado a los higos secos dentro de su dieta diaria debido a las propiedades que les aportan de magnesio, cobre, manganeso, potasio, calcio y vitaminas K y B6.

 

7) Los higos secos favorecen el tránsito intestinal debido a su alto contenido de fibra. 

 

8) Como buena fuente de fibra es el alimento ideal para aquellas personas que sufren de estreñimiento.

 

Más propiedades beneficiosas 

 

9) En la actualidad, los principales productores de higos secos son España, Turquía, Grecia, Egipto y Marruecos.

 

10) De las 700 variedades de higueras que se encuentran en todo el mundo, solo 300 se cultivan para consumo humano.

 

11) El valor nutritivo de los higos secos, en relación con el fresco, se multiplica por tres debido a la pérdida de agua.

 

12) Debido a los elevados niveles de calcio y magnesio que contienen los higos secos, su consumo, nos permite mantener la salud de nuestros huesos. 

 

13) El consumo excesivo de sal es una de las principales causas de tensión arterial alta y los higos secos pueden ayudar a crear un equilibrio para evitar que siga subiendo.

 

14) Por la cantidad de azúcar natural que contienen los higos secos, se pueden incrementar los niveles de energía y mejorar el estado de ánimo. 

 

15) Los higos secos combinan perfectamente con muchas variedades de quesos, con setas, con espinacas, rúcula, escarolas, canónigos y berros; con endibias, con cebolletas, con ajo, con tofu; con panes de distinto tipo y con otros frutos secos.

 

16) Los higos secos tienen altos niveles de proteínas que junto con las grasas y los carbohidratos son esenciales para la vida humana.

 

17) Los higos secos contienen pectina, una fibra soluble que ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre.

 

18) Debido al contenido en vitamina B6 y vitamina E, en las mujeres, el consumo de higos secos puede aliviar los dolores de la menstruación.

 

19) Para aquellos días en los que sabemos que vamos a hacer un gran gasto energético, los higos secos son una buena opción ya que es un alimento muy calórico.

 

Si no has consumido nuestros higos secos El Pajarero, te animamos a probarlos. Su dulzura suave y textura, son incomparables. Puedes encontrarlos en grandes superficies como Carrefour, Mercadona y otros supermercados. 

 

 

Si eres de bocatas, éste te va a encantar, sobre todo porque es rápido, fácil y está delicioso.

Para unos de esos días que no tengas ganas de cocinar, éste bocadillo de higos secos y pollo asado (puedes usar el que te ha quedado del día anterior) te vendrá de fábula. 

 

 

Para prepararlo necesitaremos una cantidad pequeña de carne de pollo desmenuzada, unas láminas de higos secos, hierbas frescas, frutos secos, queso cremoso untable, una berenjena apenas asada, frutos secos y un buen pan de coca o un pan espaciado.

 

Ingredientes

Las cantidades que detallamos a continuación, son las adecuadas para un bocadillo mediano/grande. Este dato te lo damos para que consigas los ingredientes para la cantidad de bocadillos que necesites.

 

100 g de pollo asado

3 cucharadas de queso cremoso untable

3 cucharadas de cebolla roja

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

4 hojas de menta fresca

4 higos secos variedad El Pajarero

1 berenjena cortada en rodajas y levemente asada

Una cucharada de cacahuetes o nueces molidas no muy pequeñas

Si prefieres el picante, una guindilla fresca o seca al gusto

Sal

 

Preparación

En primer lugar, desmenuza el pollo con la ayuda de un tenedor. Condimentalo al gusto con sal, pimienta y si le quieres dar un toque picante, ponle un poco de guindilla en copos.

 

Posteriormente, lava y corta en rodajas medianas la berenjena, ponlo en una plancha y a los pocos minutos le das la vuelta. Mientras se asa la berenjena, pica finamente la cebolla, luego mezclala con el queso fresco untable con la cebolla roja ya picada, aceite de oliva y dos hojas de menta, también picadas.

 

Pon a tostar el pan, posteriormente extiende el queso fresco untable y esparce encima el pollo desmenuzado, los higos secos en láminas, las berenjenas asadas con unas gotas de aceite de oliva, los frutos secos picados, las otras dos hojas de menta picadas y cerrar con la tapa del pan.

 

Conseguirás un delicioso bocadillo mixto vegetal de frutos secos, pollo y hortalizas. Querrás repetir seguro!