Nov 30

Con higos secos, jamón ibérico y parmesano prepara una fresquísima ensalada para Navidad

 

La mayoría de las personas piensa que los higos secos, en la gastronomía, sólo se utiliza para la repostería. Cuando prepares esta deliciosa ensalada, comprobarás porqué es tan delicioso en todo tipo de recetas. Para hacer este fácil y nutritivo plato, necesitarás pocos ingredientes y poco tiempo de preparación. No te la pierdas porque está de vicio.  

Tan sólo necesitarás higos secos, jamón ibérico, maíz, variedades de lechuga, queso parmesano (u otro que sea de tu agrado). 

Ya puedes encontrar los higos secos El Pajarero en varios supermercados, aprovéchalos en esta deliciosa ensalada fresca combinándolos con productos de estación.  Los higos secos, por su dulzor, resultan perfectos para combinarlos con los demás ingredientes. El contraste resulta perfecto. Y la suma de ellos permite crear una delicada textura. A continuación te dejamos la receta. Toma nota, el resultado te encantará.

 

Ingredientes

15 higos secos El Pajarero

50 gr de queso parmesano  

Variedad de lechuga o canónigo

Maíz a gusto

Aceite de oliva a gusto

50 gr de jamón ibérico

Pimienta negra

Sal

 

Preparación

Quíntale los palitos a los higos secos y córtalos por la mitad. Resérvalos. Lava la lechuga (o canónigo), escúrrela bien y una vez seca, distribúyelas  en una fuente o plato grande. Será la base de la ensalada.

A continuación, corta el jamón ibérico en lonchas de un grosor medio y posteriormente lo troceas con un cuchillo o con los dedos. Recuerda que un jamón recién cortado siempre ganará en sabor a uno envasado. Ubícalo sobre la lechuga o canónigo. 

Continuamos con el resto de los ingredientes. Encima de la lechuga y el jamón, desparrama el maíz, la cantidad que prefieras. Posteriormente cortaremos el queso parmesano, en trozos finos y pequeños y lo ubicaremos encima de la lechuga, el jamón y el maíz, para que se fusione con el resto de los ingredientes. 

Finalmente, coronaremos la ensalada con los higos secos El Pajarero ya cortados en mitades. 

Alíñalo con sal, una pizca de pimienta negra y un chorrito de aceite de oliva. Esto va a gusto. Igualmente, nosotros te recomendamos que no lo condimentes tanto, porque todos los ingredientes, de por sí, tienen un intenso sabor.

 

En pocos minutos, tendrás lista para consumir, una ensalada de lujo en un abrir y cerrar de ojos, solo te faltará probarla. Date un pequeño capricho.