¿Te imaginas sorprender a tu pareja con unos bombones caseros de higos secos cubiertos de chocolate? Comer rico y saludable, es muy posible con esta receta. Además, tener el detalle de cocinar para ella o para él, tiene todo el mérito, ¿verdad? La preparación es muy fácil y no necesitas tantos ingredientes ¡Toma nota! Los higos El Pajarero resultan perfectos para ésta receta porque son pequeños y dulces. Por ello, son los más recomendables.

 

Si prefieres que los bombones no sean tan dulces, escoge un chocolate extra puro. Recuerda que un chocolate es de mayor calidad cuanto mayor es su pureza, es decir, cuanto mayor es su composición en pasta de cacao. Por lo tanto, un chocolate cuya composición sea del 90 % de componente del cacao será de mayor calidad, mayor pureza y más saludable que uno que tiene un 70 % de dicho componente.

 

 

Ingredientes:

30 higos secos El Pajarero.

30 almendras enteras, tostadas y peladas

30 avellanas enteras, tostadas y peladas

80 gramos de chocolate negro sin azúcares añadidos

Una pequeña cantidad de mantequilla para derretir junto con el chocolate.

Helado o nata a gusto para acompañarlos

 

Preparación:

Escoge los higos, si pueden ser medianamente todos del mismo tamaño, o similares, mejor. También ten en cuenta que quedan mejor si todos tienen el palito. No sólo porque lucen mejor, sino porque a la hora de bañarlos en chocolate, te resultará más fácil.

Coloca en un bol las avellanas y las almendras. Calcula 1 avellana y 1 almendra por higo. Ambas tienen que estar enteras y bien peladas.

 

Aquí, según prefieras, puedes molerlas un poco antes o colocarlas enteras dentro del higo. Para ello, tienes que hacer un pequeño corte en la base del higo.  Si decides rellenar los higos con los frutos secos molidos, ayúdate con una cuchara pequeña. El colocarlos entero, te permitirá ganar tiempo. 

A medida que vayas rellenando los higos secos El Pajarero, vé reservándolos en una bandeja hasta que les llegue el turno de sumergirlos en chocolate.

 

Para preparar la cobertura, trocea el chocolate y caliéntalo a fuego muy suave con un poco de mantequilla. Una vez que tengas el chocolate bien líquido, ya puedes sumergir los higos en el mismo. Para aprovechar el chocolate al máximo, te sugerimos que utilices un recipiente estrecho y alargado, por ejemplo, un vaso de yoghurt de cristal viene muy bien.

 

Una vez que todos los higos están cubiertos de chocolate, déjalos reposar sobre una lámina de papel vegetal o una lámina de silicona. Una vez que la cobertura está sólida, emplátalos como más te guste. Según la presentación que le quieras dar, colocados individualmente en moldes de bombones, quedan estupendos.

 

Para presentarlos, es una buena opción acompañarlos con nata o helado de fresa, naranja o vainilla. Y con un buen café, quedan de lujo!!!

 

¡De cualquier manera, con estos bombones de higos secos y chocolate, sorprenderás a tu pareja!

 

¡Feliz San Valentín y a disfrutar!

 

En estas frías tardes, en las que nos apetece una buena taza de café o té bien caliente, nada mejor que acompañarla con deliciosa repostería hecha en casa.

Hoy te traemos la receta de una auténtica delicatessen italiana: Il Buccellato. Esta deliciosa torta en forma de anillo (también conocida como rosca) está rellena de una variedad de frutos secos nutritivos que podrás conseguir fácilmente. 

  

Ingredientes para la masa

– 1 kg de harina de trigo

– 300 gr de azúcar

– 250 gr de manteca de cerdo

– 3 huevos

– 150 ml de leche

– 1 sobre de levadura

– cascara rallada de naranja

– vainilla

– jugo de naranja

 

Ingredientes para el relleno

– 400 gr de higos secos El Pajarero

– 100 gr de uvas pasas

– 150 gr de nueces o pistachos

– 150 gr de almendras

– 200 gr de chocolate en pedazos

– canela

– vino (si gusta)

 

Preparación

 

– Coloca en un bowl la manteca con el azúcar. Agrega los huevos de uno en uno, luego incorpora la harina, la levadura, y la cascara rallada de naranja. Agrega todo y forma una masa suave y homogénea. Una vez que la tengas, envuélvela con papel antiadherente y llévala a la nevera durante una hora.

 

– Ahora es el turno del relleno, debes colocar en una cacerola los higos secos, 1 huevo batido, las uvas pasas, y el resto de los frutos secos, y agregar el vino si gustas. Mezclar todo y poner a calentar a fuego medio por 10 minutos. Apagar el fuego y dejar enfriar.

 

– Sacar la masa de la nevera y extenderla con un rodillo hasta que tenga 1,5 cm de espesor, formar un rectángulo y poner el relleno a lo ancho como formando un tronco. luego se enrolla la masa y se moldea en redondo hasta obtener la forma de una corona o rosca. Se corta ligeramente la masa en forma trasversal hasta ver apenas el relleno.

 

– Cuando ya tenga la forma correcta, si te ha quedado relleno, colócalo por encima. Con ello conseguirás que cuando salga del horno, tenga un excelente color. en caso de que no te quede mezcla del relleno, puedes pincelar con huevo batido. Colocar en el horno a 180º C, cocinar 25 minutos, retirar del horno y volver a pincelar con el huevo o la mezcla. Meter otra vez en el horno durante unos 5 ó 10 minutos más.

 

– Para decorar se le pueden agregar frutos secos por encima, cerezas en almíbar o frutas abrillantadas. Es importante servir bien frío, ya que si lo haces caliente, el buccellato se puede desmoronar.

 

¡Que aproveche! :-)

 

Es difícil creer como un fruto tan pequeño concentra tantos beneficios para la salud y la mayoría son pocos conocidos. Los nutricionistas recomiendan consumirlos secos, ya que concentran mayor cantidad de nutrientes. 

 

Sin duda, España es un gran productor de higos, sobretodo la zona de Extremadura, de donde provienen nuestros higos de variedad pajarero o calabacita. Estas tierras son idóneas para su cultivo, lo que la ha convertido, entre otras cosas, en la mayor región productora de higos de España y de Europa.

 

Es ideal consumirlo seco, así se concentran todos sus nutrientes que nos ayudan a regular, entre otras cosas, el tráfico intestinal. Es también reconocido por su gran fuente de energía, por eso es también muy recomendada para todo tipo de deportes y actividades físicas. Resulta ideal como snack para la media tarde o media mañana.

 

Definitivamente uno de sus grandes poderes es mejorar la función intestinal, es más efectivo que otros frutos secos. Al ser un gran proveedor de fibra muchos médicos lo recomiendan como laxante natural. En ese caso, lo ideal es consumirlo por las mañanas. Una de las formas en que se puede consumir es remojar unos cuantos higos secos la noche anterior y al día siguiente comerlos en ayunas. ¡Deliciosos!

 

Otra de las formas de consumirlo es como nos lo preparaban nuestras madres y abuelas, en compota!. Simplemente hay que cocerlo en agua y agregarle un poco de miel de abeja, en lugar de azúcar. El higo en almíbar es una delicia que también aportará calorías, de una manera sana, hierro, fibra y mejorará el tráfico intestinal”. 

 

En la repostería y cada vez más en platos salados, también son muy utilizados. Nuestros higos El Pajarero son muy apreciados porque son pequeños, tienen mucha pulpa y niveles elevados de fibra, minerales, hidratos de carbono y vitaminas, lo que los convierte en un complemento excelente para una alimentación sana y equilibrada.

 

Pero eso no es todo, como mencionábamos anteriormente los beneficios de esta pequeña fruta van más allá, pues es una fuente de energía para realizar actividades físicas por el aporte de carbohidratos que posee. Según los nutricionistas, seis higos equivalen a dos rodajas de pan integral.

 

Así que la ya lo sabes, para tener una mejor digestión consume higos secos. Para tener mayor energía, consume higos y para darle un toque especial a tus platos salados, postres o de repostería consume higos. Aprovecha hasta abril y consíguelos en los supermercados.